Como recuperar el tono vaginal de manera natural

Las mujeres vivimos preocupadas permanentemente por la apariencia física, siempre nos hemos dedicado a cuidar nuestra piel y nuestro cuerpo, en especial nos enfocamos en el rostro al cual aplicamos un buen maquillaje  y las manos que siempre deben estar lozanas y frescas.

También, utilizamos gran parte de nuestro tiempo para hacer ejercicios, enfocándonos en tener un abdomen plano y unos glúteos firmes y atractivos que sean el punto de atracción y permita,  además robar todas las miradas de los hombres.

Dedicamos mucho tiempo en los salones de belleza o salas de estética corporal, pues nuestra condición natural como mujer, es ser coquetas, y todas esas cosas que hacemos no sólo nos permite vernos bien sino sentirnos bien.

Pero con todo eso nos hemos olvidado de algunos problemas que no el paso de los años puede presentarse, uno de ellos es el vinculado a la flacidez vaginal, pero aquí te vamos a dar algunas recomendaciones de carácter natural que te pueden ayudar a combatirla.

Algunos consejos para mantener tu zona íntima en forma

La distensión de los tejidos vaginales  es una condición natural, pues al igual que el resto de nuestra piel, está compuesta de fibras ricas en colágeno que se van perdiendo bien sea por los años, o por los partos entre otros factores.

De tal manera que toma en consideración algunos tips que te ayudarán como por ejemplo colocar sobre la vulva un trozo de gel de aloe vera, el cual ayudará desde el momento de su aplicación a recuperar la humedad de tu vagina, evitando asimismo la irritación en esa zona.

También puedes aplicar cúrcuma comosa, esa hierba es por naturaleza un tonificador, de manera que su aplicación ayudará sin duda a prevenir y por consiguiente a combatir la flacidez vaginal, además de aliviar los dolores producidos por el ciclo menstrual y mejora considerablemente la lubricación natural de tu zona íntima.

Es bueno recordar que los ejercicios pélvicos también son efectivos para evitar la flacidez, de allí que puedes los ejercicios conocidos como Kegel son un aliado a la hora de buscar tonificar los músculos de la vagina, sobre todo después del parto, y su práctica constante ayuda también a conseguir mayor satisfacción durante el sexo,  entre otras cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *