Bases de datos comerciales

Las bases de datos informatizadas pueden facilitar un rápido acceso a la información necesaria para tomar decisiones ya sea relacionadas con la empresa o de inversión. Una base de datos consiste en un listado íntegro de la información sobre determinado tema, almacenada en una computadora.

Los usuarios acceden a la base de datos directamente, utilizando una computadora personal, un terminal de tiempo compartido o un procesador de textos interactivo que disponga de una forma telefónica.

Las bases de datos informatizadas no solamente permiten obtener información a gran velocidad, sino que también hacen posible realizar búsquedas multiconceptuales.

Existen dos tipos de bases de datos de referencia y de fuente. Una base de datos de referencia facilita citas bibliográficas, o resúmenes de publicaciones periódicas, revistas, periódicos, informes científicos y técnicos o de otras fuentes.

Es posible que el texto completo de un artículo haya que obtenerlo de una biblioteca, ya sea privada, de investigación o pública. Algunos servicios de bases de datos, sin embargo, ofrecen el texto completo de un artículo si se les solicita.

Una base de datos de referencia también puede facilitar descripciones de proyectos, experiencia y facultades de determinadas personas u otras fuentes no imprimibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *