Tipos generales de SEO o posicionamiento web

Cuando se habla de páginas web y sitios en línea actualmente, de manera casi segura saldrá a colación el término de SEO como actividad importante respecto a la influencia e impacto de tales sitios, ya que a través del concepto SEO las páginas web tienen más probabilidades de ser mostradas en los primeros lugares en motores de búsqueda como Google o Bing, siendo la puerta de entrada ideal para más visitas.

Ahora, el SEO es bastante complejo si se toman en cuenta todos los aspectos que involucra: desde estructura interna y externa de los sitios, su programación, protocolos, calidad general y específica, así como rendimiento y experiencia que ofrece al usuario. Así, cada parámetro se aborda de mayor o menor manera de acuerdo al propósito SEO y el impacto que se busca tener.

Por eso, el SEO o posicionamiento en Google u otros motores de búsqueda como Bing y Yahoo! Se desprende en varios tipos generales a raíz de todos los aspectos y parámetros que abarca, como marcos de referencia que sirven de guía al desempeñar una campaña SEO para un sitio o web o sus páginas en concreto.

Marcos de referencia SEO generales

Antes de explicar los varios tipos de SEO, hay que aclarar que los mismos pueden atender distintos propósitos y tener influencia a corto, mediano o largo plazo dependiendo de la naturaleza de las técnicas aplicadas que involucran.

  • SEO orgánico o natural: iniciando, el SEO orgánico o natural es aquel marco o tipo más general del posicionamiento web, involucrando todas las estrategias que se generan o agregan naturalmente y tienen constancia e influencia a través del tiempo.

Por ejemplo, la antigüedad del dominio, la calidad de contenido único en el sitio y su estructura y enlaces, backlinks, redes sociales y otros forman parte del seo orgánico. como consejo, se recomienda iniciar con seo natural para un sitio debido a su bajo coste al depender del trabajo propio, así como pocos riesgos de penalización.

Cabe destacar que el SEO natural integra otros sub-tipos de posicionamiento web que se consideran igual de relevantes aunque se incluyan como parte del mismo, siendo ejemplo claro el SEO on-page que aborda los cambios y técnicas que se aplican siempre dentro del sitio en sí mismo.

  • SEO artificial: en contra parte del SEO natural, el posicionamiento artificial se logra mediante estrategias conocidas como Black Hat y que pueden involucrar linkbuilding masivo, entre otras que de manera deliberada y con distintas técnicas logran elevar la clasificación de un sitio, inclusive en un corto plazo.

No obstante, el problema con el SEO artificial es que si bien sus estrategias logran resultados probables a corto plazo, los mismos también pueden ser eliminados de la misma manera con un cambio de algoritmo o paradigma en el buscador, así como otra modificación que afecte su funcionamiento.

Incluso, un sitio puede caer en su clasificación y nunca recuperarla o ser penalizado debido a SEO artificial y de estrategias Black hat. Por eso, se aconseja primero iniciar con SE natural para luego pasar al artificial, ya que tal tipo de posicionamiento web resulta ser automático y no requerir trabajo individual pero si inversión y recurso financiero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *