Preparación Previa a la Hospitalización que Debe Tener una Mujer para un Parto por Cesárea

La mujer que espera a un bebé por cesárea debe prepararse en casa antes de partir al hospital, lo primero que se debe hacer es una maleta con lo necesario para estar cómoda durante los 3 o 4 días de hospitalización entre los que se debe considerar artículos de aseo personal, toallas, zapatillas cómodas, camisones, ropita y pañales para el bebé, y trata de programar quién va a acompañarte estos días puede ser tu pareja o un familiar allegado.

La futura madre debe guardar un ayuno de 8 horas con el fin de evitar vómitos y complicaciones durante la intervención, también es muy importante que la madre esté tranquila para evitar que se alteren sus signos vitales y la presión arterial así se podrá tener un procedimiento quirúrgico normal y tranquilo.

Al llegar al hospital también se realizan una serie de preparaciones que ayudarán a agilizar la operación, como la depilación de todo el vello púbico y del área del abdomen, este procedimiento lo lleva a cabo la enfermera de turno con el fin de disminuir el riesgo de infección de la herida, en algunos casos se realizará un lavado intestinal a la madre para evitar complicaciones durante la operación.

También se le suministrará a la futura madre ropa quirúrgica esterilizada una bata, un gorro y la enfermera comenzará a explicar el procedimiento de anestesia y de cirugía a la madre, esto ayudará a tranquilizar los nervios y   a darle seguridad y confianza a la paciente.

Se introduce una sonda para drenar la orina durante la operación y unas 12 horas después. En algunos casos podrían administrar a la madre algún antiácido, esto es por si ocurre alguna complicación durante la cirugía y se requiere aplicar anestesia general, y así se evita que la mujer vomite mientras está inconsciente pudiendo inhalar el vómito hasta los pulmones.

El objetivo del antiácido es neutralizar los jugos estomacales para evitar dañar el tejido pulmonar en caso de que se duerma completamente a la madre.

Al momento de ser preparada con anestesia espinal o epidural que insensibiliza toda la parte inferior del cuerpo pero la madre está consciente para estar atenta del nacimiento del bebé. Una vez anestesiada se levanta una pequeña cortina debajo del busto para evitar que la futura madre vea el procedimiento quirúrgico, esto es con el fin de evitar el aumento de la ansiedad y los nervios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *