La vaginitis y la menopausia

La menopausia es una condición de vida por la cual pasan todas las mujeres, después de los 40 años, empiezan a sentir serios malestares como calorones, sofoco, bochorno y resequedad vaginal. Las mujeres deben controlarse con su ginecólogo, quien las orientará y dará información sobre este proceso normal pero fastidioso por lo menos una vez al año, con el fin de corregir a tiempo cualquier anomalía que se presente. Este chequeo debe hacerse a través de exámenes de laboratorio generales y de exploración.

Los estudios especializados para detectar cualquier anomalía son tomografías, mamografías, doplers, densitometría ósea y exámenes de laboratorio específicos.  También algunos alimentos ayudan a eliminar los calorones y los sofocos producidos por la comida muy condimentada y con grasa  que da comezón en los genitales.

Se deben aprovechar los alimentos como la granada, el frijol negro, la semilla de lino, la soya, las nueces, el apio, el eneldo el hinojo y el anís que forman parte junto con otros más de las hierbas y alimentos estrogénicos, sus compuestos represen tan una mezcla de varios estrógenos suaves que ocurren con frecuencia como el anetol y la apigenina.

Las nueces contienen ácidos grasos y omega 3 éstos ayudan a aliviar serios problemas de salud como el cáncer, enfermedades cardíacas y la artritis. La linaza o semilla de lino es una buena fuente de ácidos grasos, por supuesto que no puede faltar el pescado, el salmón y el atún, la trucha de agua dulce y las sardinas que contienen bastante fósforo.  Las hierbas suelen recomendarse para los sofocos y los bochornos, las cuales son utilizadas para aliviar los malestares de la menopausia.

La vaginitis es una infección que se esconde en la vagina que produce muchas bacterias que se llaman lactobacilos.  Se presenta con un flujo vaginal fuerte y de aspecto blancuzco como la leche descremada.  Muchas veces se caracteriza por un fuerte olor a pescado, sobre todo después de tener sexo, ya que el semen modifica la acidez de las secreciones vaginales, causando comezón e irritación de la vagina.

Se debe tomar y poner adecuadamente el tratamiento ordenado por el médico.  Si la mujer es promiscua está más vulnerable al contagio de esta enfermedad pues está expuesta ya que las otras personas con las que se relaciona  le dejan la infección dejándole grandes lesiones.  La vaginitis bacteriana es una infección que causa muchas molestias en las mujeres que la padecen.  Es recomendable lavarse y secarse bien, incluso con vinagre, limpiarse hacia atrás después de orinar, cuando tenga sexo utilice el condón para su pareja y así evita las enfermedades de transmisión sexual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *